Croquetas de boniato con peperoncino y coco…

Hoy os traigo una receta que improvisé hace unos días y os compartí a través de Instagram stories. Como os gustó tanto, aquí os detallo cantidades para que la podáis hacer en casa. Igualmente, como la seguís teniendo en destacados, podéis ver todo el desarrollo allí! Vamos a empezar…

2 copia 6

Para esta receta vamos a necesitar:

  • 400 g. de boniato asado
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de copos de avena
  • 1 cebolla dulce mediana
  • 1 C. rasa de ajo molido
  • sal y pimienta negra
  • 1/2 taza de perejil picado
  • 2 C. de queso parmesano
  • 1/4 de taza de panko (o pan rallado con o sin gluten)
  • 1/2 taza de coco rallado
  • 1 pizca de peperoncino
  • 2 C. de aceite de oliva virgen extra

Con estas cantidades podréis realizar aproximadamente 20 croquetas pequeñas.

La forma de realizarlas es extremadamente fácil. Comenzamos por pre-calentar el horno (entre 180 ºC y 200 ºC), forrar una bandeja con papel cuisson y asar nuestros boniatos enteros o partidos a la mitad, así tardaremos menos tiempo hasta que la pulpa esté blanda. Podemos, para evitar que se queme, pincelar muy ligeramente el papel con aceite de oliva. Retirar del horno, dejar que se enfríen un poco y retirar la piel reservando la pulpa.

1 copia 2

En una sartén calentar una cucharada de aceite de oliva virgen extra y rehogar la cebolla bien picadita con una pizca de sal hasta que esté bien dorada y blanda.

En un bol, aplastar la pulpa del boniato asado y añadir el resto de los ingredientes: ajo molido, perejil picado, huevo, parmesano, peperoncino, cebolla rehogada, los copos de avena y una pizca de sal y pimienta negra. Si tenemos tiempo, podemos dejar la mezcla reposando 15 min. de forma que la avena absorba un poco de la humedad del resto de ingredientes.

Mezclar el panko junto al coco rallado que vamos a usar para envolver las croquetas. Con las manos húmedas, dar forma de pequeñas bolas a la masa rebozándolas en la mezcla de panko con coco rallado. Para cocinarlas, podemos dorarlas en la sartén a fuego medio, usando unas gotas de aceite de oliva en el fondo y moviendo la sartén continuamente para que se doren por igual. También podemos cocinarlas en el horno durante unos 15 minutos a 180ºC colocándolas sobre papel antiadherente. Para el plato de hoy lo he combinado con kale rehogado, unos gajos de berenjena asados y un baba ghanoush de alcachofa cuya receta os contaré muy pronto.

3 copia 5

El sabor del coco tostado es muy rico y combinado con el punto un poquito picante que le da el pepereoncino y la cremosidad del queso y del propio boniato, hacen que la combinación resulte deliciosa!

Como siempre me preguntáis, deciros que congelan a la perfección, eso sí, para no secar en exceso la masa, debemos congelar cuando ya les hemos dado la forma y rebozado pero antes de cocinar, si no estaríamos cocinándolas dos veces: antes de congelar y después para calentarlas. A veces la falta de tiempo hace que hagamos estas cosas, lo cual empeora bastante el resultado final y luego tengo que leer que os han quedado secas ;D Albóndigas, croquetas, hamburguesas vegetales o falafel son preparaciones para las cuales tener cierta experiencia es importante, ya que solo vosotros podéis sentir con las manos si la mezcla va a necesitar más o menos cantidad de ingrediente húmedo o seco, siempre se puede corregir!

Así que os animo a que la hagáis y también a que improviséis con lo que sobra por casa. Curiosidad y creatividad ya sabéis que son fundamentales. Un abrazo enorme y feliz semana zanahorias!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s