Pasta al pesto de guisantes, o como comenzar bien el lunes!

¡Buenos días! Comienzo el lunes compartiendo con vosotros la primera de varias recetas elaboradas con vegetales congelados. Y me diréis que es lo habitual, pues sí, ya que dedico una gran parte de mi tiempo a cocinar y compartir recetas con una importante base vegetal, y los vegetales en conserva son un básico en mi casa sin los cuales no conseguiría muchas veces resolver comidas en muy poco tiempo, consiguiendo además un aporte nutricional extraordinario y un sabor delicioso, por no hablar del tiempo que economizamos.

dscf5586

 

En esta ocasión es especial ya que las recetas que iré compartiendo estos días se enmarcan dentro del III Concurso “Mi verdura congelada” organizado por la Asociación Española de fabricantes de vegetales congelados, ASEVEC , a quienes agradezco enormemente proponerme para la participación.

Las recetas compartidas van desde las preparaciones clásicas a otras, como esta, en la que os reto a introducir vegetales en platos en los que normalmente ponemos otros elementos, como carne o salsas ya preparadas o muy calóricas.

Para el pesto:

  • 2 tazas de guisantes finos congelados (descongelados)
  • 50 g. de albahaca fresca
  • 50 g. de perejil fresco
  • 35 g. de piñones (también pueden usarse macadamias, anacardos, almendras o avellanas, al gusto)
  • 1 diente de ajo
  • el zumo de 1 limón
  • 5 C. de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c. de levadura nutricional
  • 1 pizca de sal
  • pimienta negra recién molida, al gusto

 

dscf5559

Además:

  • 1 C. adicional de AOVE
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 100 g. de pasta al gusto por comensal, mejor escogerla de harinas integrales y si lo prefieres, sin gluten como las de guisantes, garbanzos, lentejas o como esta de maíz, arroz y quinoa. Lo mejor es escoger aquella cuya forma permita que el pesto se cuele por los huecos como penne, rigatoni, millerighe, macaroni, pipe o conchiglie, etc. También se puede usar para acompañar vegetales frescos espiralizados como calabaza, zanahoria o calabacín.
  • 1 racimo de tomates cherry

dscf5578

 

Comenzar descongelando los guisantes siguiendo las indicaciones del fabricante. Si usamos guisante fino, esta operación es muy rápida ya que son naturalmente tiernos y no necesitamos descongelar completamente para proceder al triturado.

Cocer la pasta en una olla con agua abundante y siguiendo los tiempos sugeridos por el fabricante. La pasta al dente resulta siempre mucho más digestiva y agradable. Escurrir y reservar.

Mientras cocemos la pasta, colocamos los ingredientes del pesto en el robot de cocina o batidora de vaso con la mitad del aceite. triturar a máxima velocidad e ir incorporando el resto del aceite hasta que esté listo.

En una sartén colocar la cucharadas de aceite de oliva adicional y sofreír los dos dientes de ajo finamente picados, añadir la pasta y rehogar. Finalmente incorporar el pesto removiendo ligeramente ya fuera del fuego y servir.

Podemos acompañar con unos piñones tostados, pimienta negra adicional y unos tomatitos asados o dorados en la sartén.

Deseo que os guste y permaneced muy atentos a las redes sociales ya que ASEVEC irá compartiendo todas las recetas participantes.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s